martes, 9 de junio de 2009

ICPNA Galería auxiliar

Eclosión de Sueños
Benjamin Mendoza y amor
Entre las alternativas que pueden encontrar los amantes del arte en el distrito de Miraflores, tenemos la galería del ICPNA, en el que con tan sólo un papel y un carboncillo se ve plasmada la libertad absoluta; precisamente éste es el único parámetro en el que parece encajar las obras de Benjamín Mendoza y Amor. Y es que estas expresiones de realidad social, política y económica a las que se suman críticas muy agudas, son plasmadas como consecuencia de su extenso recorrido por los diversos continentes de nuestro mundo, América, Asia y Europa. Un mundo que trae consigo historias, experiencias, anécdotas, buenos y malos ratos y en el que día a día se viven las circunstancias más extrañas, son la fuente de inspiración para que este genio del pincel en complicidad con su agilidad y destreza pueda lograr éstas tan cuestionantes obras de arte.

Sin importarle los tabúes, ni las técnicas plásticas, Mendoza busca la comodidad tanto práctica como mental, para sin límites poder expresar, crear y recrear una y otra vez lo que sus sentidos perciben de este universo al que se enfrenta. Es por ello que no resulta extraño que Mendoza tenga innumerables colecciones particulares, recopilando todo su sentir, pensar y obrar.

Y como no existen palabras para expresar este tipo de arte tan sublime y descabellado a la vez, Mendoza y Amor se tomó la libertad de darle el nombre a aquello que encierra su producción artística. El arte Jituikuntismo, vocablo que sólo pudo salir de la ingeniosidad de Mendoza, arte que aleja kilométricamente a los otros ismos los cuales no son capaces de abarcar tamañas obras de arte.
Sus obras son una mezcla de pintura, filosofía y poesía, obras en las que incluye frases como “… el escritor de grandes NOVELAS vive escondido por temor a JUECES…”, o “…esposas de notables ASTROLOGOS, dudan del contenido liquido de las NUBES GRISES”.
Su pensamiento filosófico resalta en la mayoría de sus obras, mediante el cual enseña la vida y al ser humano desde un ángulo diferente, extravagante y apasionante; presenta mensajes visuales no siempre perceptibles, a veces tan escondidos entre el pincel y las letras, que resulta necesario tener una calidad visual impresionante

Benjamín Mendoza y Amor, nacido en Sudamérica a mitad del siglo XX, es un ciudadano del mundo, es un cosmopolita que logra transmitir al espectador fantasía, creatividad y contradicciones; en el que se observa lo irreal como real, el absurdo impuesto a lo racional y la sensualidad como parte infaltable de todas sus obras. De esta manera el artista nos muestra un mundo al desnudo, de una forma nunca antes vista, con un sin fin de códigos entrelazados y encubiertos de una poesía sentenciosa y una pincelada exquisitamente bien lograda.

video

1 comentario:

  1. Su blog esta mjuy interesante, tiene un buen contenido. Este articulo lo comento, porque es bueno que centros como el ICPNA o el Britanico promuevan el arte. Muchos peruanos se quejan de que no pueden ir a una galeria o puestas en escena porque tienen precios elevados, pero estos dos centros ofrencen muchas veces exposiciones de forma gratuita o bajos costos. Es bueno que se incentive al arte y la cultura.

    Luz!

    ResponderEliminar